Tratamientos de belleza y medicina estética en Bilbao

Hiperhidrosis Axilar

La hiperhidrosis axilar es una sudoración excesiva localizada en la zona de la axila. Ocurre cuando las personas afectadas tienen una cantidad normal de glándulas sudoríparas, pero éstas tienen una respuesta anómala. Las glándulas hiperactivas, producen una cantidad superior de sudor de lo que necesitamos para regular la temperatura corporal, lo que usualmente se traduce en rodales o marcas de sudor, que pueden dejar graves efectos sociales, emocionales y psicológicos.

Estas glándulas, no son las únicas que pueden ver incrementada su actividad, en otros lugares como las manos, los pies o las ingles, también pueden llegar a segregar una sudoración excesiva. Los casos por los que se produce la hiperhidrosis son dos:

  • La hiperhidrosis hereditaria: implica que el exceso de sudor ocurre en un área localizada y, a menudo es heredada, lo que sugiere que un familiar cercano sufrió el mismo problema. En este   caso, el exceso de sudoración ya puede ser identificado durante la infancia y normalmente tiene lugar en la zona de la axila.
  • La hiperhidrosis secundaria: Este tipo de hiperhidrosis provoca la sudoración generalizada en todo el cuerpo. Algunos medicamentos, la alimentación, el alcoholismo o alteraciones hormonales pueden ser el desencadenante de este trastorno, generalmente en la edad adulta.

Para aquellos casos de una sudoración excesiva localizada en la zona axilar, se pueden tratar de forma sencilla con la infiltración de toxina botulínica (bótox) en varios puntos específicos de cada axila.

Normalmente es necesario repetir el tratamiento una vez al año ya que al igual que cuando se utiliza para el tratamiento de arrugas de expresión, se va recuperando la función de las glándulas sudoríparas de la zona, si bien es verdad que en este caso el tiempo entre sesiones suele ser más largo.

El procedimiento es sencillo y no es doloroso ya que se aplica previamente una crema anestésica concentrada en el área a tratar en la misma clínica. Después del tratamiento se puede retomar la actividad diaria normal evitando el ejercicio en las primeras horas sin tiempo de recuperación.

Contacta ahora, ven a vernos