C a r g a n d o . . .
Dermatología Estética

Verrugas

En muchos casos las verrugas desaparecen por sí solas, pero puede llevar años. Si esto no ocurre o no se desea esperar, es posible que lo mejor sea congelarlas y eliminarlas. Los médicos llaman a este proceso crioterapia. Es una de las formas más comunes de deshacerse de ellas. También puede reducir las posibilidades de que las verrugas se diseminen a otras partes de su cuerpo.

Debido a su origen vírico hay que eliminar las verrugas hasta su base. El tratamiento más habitual suele ser la congelación con nitrógeno líquido, pero dependiendo de la localización y el tipo puede ser mucho más rápido, preciso y efectivo recurrir a fulguración mediante bisturí eléctrico con anestesia local para que el procedimiento sea indoloro, o bien con un láser ablativo. De esta manera se resuelven en sesión única con una pequeña costrita que se desprende en 7-10 días en función del tamaño de la lesión.

En muchas ocasiones, se llaman verrugas a procesos dermatológicos que no lo son como tal, como pequeños fibromas, acrocordones, etc en los que la crioterapia no es una buena solución y en los que sin duda hay que recurrir a láseres o fulguración con distintos dispositivos.

 

¡Comparte!